La visita al doctor.

Ante cualquier síntoma de malestar físico o mental, es importantísimo acudir a nuestro médico, el cual iniciará la detección de posibles enfermedades, quien a la vista de los síntomas que padecemos podrá dar un diagnostico sobre la misma y recetar la medicación adecuada para cada caso, o bien, dependiendo de la gravedad o dolencia que tengamos, trasladarnos a un especialista si los síntomas que éste aprecia de nuestra dolencia o malestar, son dignos de un tratamiento especial.

Lo único que los paciente podemos hacer es averiguar más de la enfermedad que estamos padeciendo y ponernos en manos del especialista que, previa una exhaustiva revisión de nuestro caso, nos indicará el tratamiento o medicación a seguir, para que recuperemos la salud o en su defecto paliar los dolores que padecemos.
La visita periódica al doctor, constituye el factor fundamental para prevenir y determinar la causa de nuestra dolencia y poder atajar a tiempo cualquier enfermedad y ponerle el remedio adecuado.

Las clínicas, hospitales y los centros médicos y de salud, garantizan una adecuada atención al paciente, ayudándole a paliar sus dolencias y siempre bajo la supervisión de unos  profesionales de la medicina del más alto nivel.

Siempre que optemos por remedios alternativos, tanto complementarios como sustitutivos, (plantas medicinales, etc,) debe ser con la aprobación del médico, nunca debemos actuar de espaldas a él. Es importante que no se automedique.

Quede claro que en esta web no va a encontrar el remedio a sus males, ni recomendaciones de medicación alguna, sino una breve descripción y sintomatología de las enfermedades o dolencias más comunes. El facultativo es el único que puede hacerlo.