Ciatica. Sintomas y Terapia. Tratamiento eficaz.

La CIÁTICA es la inflamación del nervio ciático. Se manifiesta clínicamente por dolor lumbar que irradia hacia el miembro inferior y se acompaña de otros trastornos neurológicos y tróficos.

La ciática es una de las neuralgias espinales más frecuentes; predomina en los varones y se presenta comúnmente en la cuarta década de la vida. Desde un punto de vista clínico, el síntoma fundamental es el dolor. Puede iniciarse de forma brusca o progresiva; en este último caso suele ir precedido por lumbalgia intermitente, que puede durar años.

La topografía del dolor irradiado varía según la raíz afecta. El dolor, que siempre es continuo, cursa, no obstante, con paroxismos desencadenados por la tos, la defecación o por distintos movimientos del tronco o de las extremidades. Otros signos presentes en la ciática son: contractura de la columna lumbar, hipotonía y ligera atrofia de todos los músculos de la extremidad inferior y trastornos de la sensibilidad.

Las posibles causas de ciática son múltiples; no obstante, la más frecuente es la hernia discal (secundaria a traumatismos repetidos, comúnmente de origen profesional, o bien a trastornos de la curvatura de la columna lumbar). Otras posibles causas son: la compresión de las raíces nerviosas por un tumor del conducto raquídeo, lesiones inflamatorias, degenerativas o neoplásicas de la columna lumbar o incluso de la pelvis, neoplasias de vísceras pelvianas, enfermedad de Paget, aracnoidítis, etc.

Según el curso y la evolución del cuadro clínico se distinguen formas leves (el dolor intenso dura unas 3 semanas y la recuperación total ocurre entre las 4 y 8 semanas) y formas graves (el dolor intenso persiste más de 4 semanas).

La terapéutica más eficaz consiste en tratar el proceso causal; así, en las ciáticas por hernia discal puede recurrirse a la elongación de las raíces nerviosas mediante la inyección epidural de solución salina en el agujero sacroilíaco, o bien al tratamiento quirúrgico.

La terapéutica sintomática (antiálgica en este caso) es de gran valor; consiste en reposo en cama, analgésicos, relajantes musculares, inmovilización de la porción inferior de la columna y miembro inferior, diatermia, etc.