Osteomielitis Causas Sintoma y Tratamiento

La OSTEOMIELITIS es una infección piógena de los huesos. La osteomielitis puede presentarse de dos formas clínicas distintas:

Osteomielitis aguda. Es frecuente en niños y jóvenes. Se produce infección en la medula del hueso con oclusión de los visos que lo irrigan, y por tanto aparecen zonas de isquemia que abocarán a la necrosis y a la formación de secuestros; secundariamente hay una reacción perióstica osteoformadora.

Las vías de contagio pueden ser por contigüidad o hematógenas. Los gérmenes más frecuentes son: estafilococo, estreptococo y neumococo. Clínicamente la enfermedad comienza de forma brusca, con dolor intenso, edema local, fiebre elevada (39-40°), escalofríos, aumento de la velocidad de sedimentación globular y leucocitosis.

Para confirmar el diagnosis es muy importante la práctica de radiografías. El tratamiento consiste en la inmovilización y la administración de antibióticos.

Osteomielitis crónica. Puede presentarse de forma primaria o secundariamente a una forma aguda que no ha curado. La lesión se caracteriza por la esclerosis irregular del hueso, con formación de cavidades llenas de pus que a veces contienen secuestros en su interior, y que tienden a supurar.

Clínicamente cursa con dolor más o menos continuo, que se exacerba por las noches. El tratamiento es siempre quirúrgico.