Afasia Tipos de Afasia Problemas del Lenguaje Síntomas Tratamiento

La afasia es un trastorno derivado de daños en la zona del cerebro que controla el lenguaje. Este trastorno conlleva el deterioro de la capacidad de comprensión y expresión de las personas que lo padecen, así como de la lectura y la escritura, por lo que se ve impedida para comunicarse con eficacia con los demás.

En la mayoría de los sujetos, la afasia se presenta a consecuencia de  una lesión en el hemisferio izquierdo del cerebro. Por ello, no se trata de una enfermedad, sino de un síntoma de lesión cerebral.

Las principales manifestaciones de este trastorno son la dificultad para expresarse bien al hablar, dificultades para entender una charla o conversación y dificultad para poder leer

Causas

La afasia puede producirse por:

-Ictus o accidente cerebrovascular: es la causa más frecuente.
-Traumatismo craneoencefálico: a consecuencia generalmente de un accidente.
-Infecciones del cerebro, como pueden ser un absceso cerebral o una encefalitis.
-Tumores en el sistema nervioso central.

Síntomas y Tipos

- Afasia expresiva: dificultades en el uso de las palabras y las oraciones.
-Afasia receptiva: problemas para entender a las demás personas.
-Afasia amnésica: dificultad para usar los nombres correctos de algunos objetos, lugares, personas, o eventos. Es el signo menos grave de afasia.
-Afasia global: dificultades tanto para la expresión como la comprensión.

Tratamiento

La persona que presenta alteraciones del lenguaje debe ser visitada por un especialista en logopedia y foniatría, que son las ramas que conocen y tratan las patologías del lenguaje. El profesional comunicará a la familia las incapacidades y deficiencias que presenta la persona, de cómo puede facilitarse la comunicación y de la necesidad o no de recibir un tratamiento idóneo.

En algunos casos, la persona se puede recuperar completamente de la afasia sin ningún tratamiento.

No obstante, en la mayoría de los casos, se tiene que empezar una terapia de lenguaje que se ajuste a las necesidades particulares del paciente. La reeducación la debe realizar un logopeda, que se iniciará después de la fase aguda y una vez que el paciente está clínicamente estabilizado. Esta terapia se basa en ejercicios extensos en los que el paciente lee, escribe, sigue instrucciones y repite lo que oye.

La comprensión y la ayuda familiar contribuye positivamente a facilitar la terapia.

Para favorecer la comunicación y el dialogo con una persona que padece afasia, es preciso que la haga hablar, escucharla y esperar su respuesta, y si se bloquea, ayudarla con la letra inicial o sílaba de la palabra. No debe agobiarla con su forma de hablar, y no la corrija constantemente, pues eso la desanima.