Problemas Ereccion Disfuncion Erectil

La disfunción eréctil o problemas de erección es  la falta de capacidad en el hombre de lograr o mantener una erección del pene de una persistencia bastante para poder conseguir una relación sexualmente satisfactoria. La Organización Mundial de la Salud (OMS), considerada  la disfunción eréctil como una enfermedad. 
Así y todo, acostumbran a ser  muy pocos los hombres que acuden a la consulta de un médico cuando padecen este problema, que aún hoy en día, se asocia con una falta de virilidad y en solitario se vive como una discapacidad. Popularmente, el problema de la erección  se asocia a la impotencia masculina (nada más lejos de la realidad). 
Los hombres que padecen y sufren esta enfermedad acostumbran a perder la autoestima, se sienten inseguros y ansiosos, que son factores que hacen más difícil la respuesta eréctil. También hay que distinguir entre la falta de erección crónica de la disfunción eréctil que aparece puntualmente, que puede estar provocada por el estresamiento o por el exceso de ansiedad de intentar quedar bien con la mujer que se desea.

Causas

Aunque generalmente se relaciona con la edad, esta patología no es un efecto inevitable del envejecimiento de la persona. La disfunción eréctil está asociada a menudo a problemas médicos importantes. Las causas pueden ser diversas, vasculares, neurológicas, endocrinológicas, o provocadas por algún medicamento o fármaco que toma la persona. La ausencia de un control adecuado en los enfermos de diabetes puede provocar también esta enfermedad. Influyen notoriamente a la falta de erección el consumo de alcohol, el tabaco y las drogas.

También puede estar causada por causas psicológicas, ciertas disfunciones por causa orgánica pueden concluir teniendo un componente psicológico.

Diagnóstico

Es importante que al aparecer una disfunción sexual comprobada, el hombre afectado consulte a un especialista lo antes posible, puesto que la disfunción eréctil puede llegar a  ser un síntoma que pueda alertar de otras enfermedades, como  un problema cardiaco o circulatorio, o puede predecir una cardiopatía isquémica.

Tratamiento

En la inmensa mayoría de casos el tratamiento a seguir se debe adaptar a cada paciente en concreto, dependiendo de la causa o las causas que originen la disfunción. El tratamiento sexológico comprenderá todos los factores que puedan intervenir en cada caso, ya que la disfunción eréctil depende frecuentemente de muchos factores y, por lo tanto, el tratamiento que se le dé al paciente deberá ser personalizado.