Aftas o llagas en la lengua

El afta o llaga bucal es una lesión benigna, dolorosa y aislada que se localiza en la mucosa de la cavidad bucal y en la punta y bordes de la lengua y que, en general, cura espontáneamente en una semana.

Las aftas aparecen en principio como pequeñas máculas rojizas; éstas se transforman en vesículas que se rompen rápidamente dejando ulceraciones netas, redondeadas, cuyo fondo se haya recubierto por una falsa membrana fibrinosa, amarilla, y están rodeadas de un halo rojizo.


Sus causas son varias: el tabaco, los alimentos irritantes, etc. en las mujeres aparecen a menudo durante la menstruación, y en los niños durante la lactancia.