Dieta para problemas de hígado

Duración            Aporte energético               peso perdido             
Más de un mes   1.300kcal/día                     Hasta 5Kg/mes

Los peores enemigos del hígado son el alcohol y el exceso de calorías, hierro y vitamina A. Para cuidar este órgano, sigue una dieta equilibrada, con comidas poco copiosas y sistemas de cocción que requieran poca grasa añadida, y evita el alcohol, el picante y las grasas saturadas. Son especialmente buenos las alcachofas, las manzanas, las peras, los ajos, las cebollas y la avena.

Procura no adelgazar demasiado rápido y recurre a infusiones de boldo, manzanilla, hinojo o alcachofera.

Cuidados específicos a tener en cuenta:

1) En caso de ascitis [líquido acumulado en el abdomen] asociada a cirrosis, debe hacerse una dieta pobre en sal.

2) Si existe encefalopatía y  hepática, hay que reducir la  ingesta de proteínas, sobre todo las animales. 

3) En caso de problemas  de vesícula y vías biliares,  debemos disminuir al  máximo el aporte de grasas, sobre todo las de origen animal y, en algunos casos, tornar suplementos de vitaminas liposolubles [D, A, K y E] y calcio.

4) En caso de piedras en la vesícula, se aconseja aumentar la fibra vegetal y disminuir los azúcares refinados.

MENÚ

Desayuno
·        Un vaso de leche o yogur desnatado.
·        Una manzana al horno o un kiwi.

Almuerzo
·        Bocadillo pequeño de pan integral con queso fresco o atún al natural

Comida
·        Espinacas con garbanzos
·        Lenguado al papillote con verduras
·        Una infusión de boldo

Merienda
·        Una fruta
·        Un yogur tipo bífidus
Cena
·        Sopa vegetal con pasta
·        Pollo a la plancha con tomate aliñado
·        Un yogur desnatado