Dieta para problemas estomacales

Dieta para problemas de estomago e intestinales

Duración            Aporte energético               Peso perdido             
Mas de un mes  1.000kcal/día                     Hasta 1Kg/mes

Cuando tenemos problemas estomacales, debemos seguir una dieta variada, suave y de fácil digestión. Se debe comer despacio y masticar bien los alimentos. No hay que dejar pasar más de tres horas entre cada toma, con raciones pequeñas cada vez.
Incluso es conveniente que a las cinco ingestas diarias se añada un vaso de leche o un yogur desnatados al irse a dormir.

Los alimentos más recomendados son los de texturas blandas, poco grasos y con poca fibra, para que sean más fáciles de digerir, y es conveniente recurrir a técnicas culinarias sencillas como el hervido, la cocción al vapor o al horno, el papillote ola plancha.

Otro detalle importante es que deben evitarse las temperaturas extremas en los alimentos, ni muy fríos ni muy calientes, ya que pueden ocasionar molestias digestivas. Por otro lado, las hierbas suaves y aromáticas, como el tomillo y el romero, son una buena elección para condimentar los platos en sustitución de la sal de adición y las especias. Las infusiones digestivas, como las de manzanilla, también están indicadas en estas situaciones.

MENÚ

Desayuno
·        Un vaso de leche, un yogur desnatado o 30 g de queso fresco

·        4 galletas maría, 2 tostadas de pan blanco o bizcocho casero

·        Una infusión

Almuerzo
·        Unas natillas o una pera, manzana, melocotón o un plátano

Comida
·        Verdura o espaguetis con champiñones y zanahoria

·        Pescado, pollo o pavo a la plancha, hervido o en papillote con verduritas

·        2 rebanadas de pan

·        Un yogur desnatado, un plátano o compota de pera o manzana

Merienda

·        Macedonia, natillas o un mini bocadillo de jamón york

Cena

·        Sopa o crema de alguna verdura

·        Tortilla con jamón york, pescado al horno o salchichas de pollo

·        2 rebanadas de pan

·        Un yogur tipo bífidus, una pera o una manzana asada