Canal Salud 24 horas

•Gonorrea Purgaciones Tratamiento Contagio Diagnostico | Canal Salud Plus: Enfermedades y Síntomas Patológicos Canal Salud 24 horas •Gonorrea Purgaciones Tratamiento Contagio Diagnostico | Canal Salud Plus: Enfermedades y Síntomas Patológicos

iniu

Buscador

•Gonorrea Purgaciones Tratamiento Contagio Diagnostico

La gonococia, conocida también como gonorrea o purgaciones, es una infección de transmisión sexual causada por la bacteria Neisseriagonorrhoeae. Esta puede crecer y multiplicarse con facilidad en las zonas húmedas del cuerpo humano como el aparato genital y urinario del hombre (uretra) o de la mujer (cuello uterino, útero, trompas), la boca, la faringe y el ano.

Si no se diagnostica y se trata a tiempo, la gonococia puede provocar problemas de salud graves y permanentes tanto en hombres como en mujeres, puesto que las bacterias pueden diseminarse por el aparato reproductor y causar la enfermedad inflamatoria pélvica en la mujer y epididimitis en el hombre, o de manera excepcional pasar a la sangre y ocasionar lesiones cutáneas y dolor e inflamación en las articulaciones.

La gonococia se transmite durante las relaciones sexuales (vaginales, anales, orales) sin protección, por contacto con las secreciones genitales (del pene o de la vagina), faríngeas y rectales de personas infectadas.

A veces, la gonococia no muestra ningún síntoma ni molestia a la persona que la sufre, pero en cambio puede ser transmitida a otras personas durante las relaciones sexuales. No es necesario que haya eyaculación para contraerla o transmitirla.
Una persona puede contraer gonococia pero no presentar ningún síntoma ni molestia.

Las formas asintomáticas de la infección son más frecuentes en las mujeres.

Gonococia uretrogenital

En el caso de la infección uretral en el hombre, los síntomas acostumbran a aparecer en la cabeza de tres o cinco días después de haber tenido contacto sexual con una persona infectada y, en el caso de la infección genital en la mujer, en un periodo de 10 días como máximo, si bien es más variable e incierto.

En la mujer las manifestaciones de la gonococia que afectan el cuello de la matriz u otros órganos del aparato reproductor (matriz, trompas de Falopio) pueden ser:

·        Sensación de ardor o de dolor al orinar.
·        Alteración del flujo vaginal, que se vuelve amarillento, a veces con presencia de sangre.
·        Sangrado vaginal después de las prácticas sexuales en que hay penetración vaginal.
·        Dolor abdominal del bajo vientre.
·        Sangrado vaginal entre los ciclos menstruales (pérdidas entre los ciclos).

Estos síntomas se presentan sólo o combinados, y pueden ser mínimos o severos, pero en la mayoría de casos (50-70%) no son perceptibles.

En el hombre, las manifestaciones de la gonococia suelen ser:

·        Flujo amarillento del pene.
·        Dolor o ardor al orinar.
·        Si hay afectación en testículo: dolor o inflamación, normalmente unilateral, del testículo.

Gonococia rectal

·        Los síntomas de la gonococia rectal (cuando se localiza en el ano o recto) son:
·        picor o dolor al ano,
·        dolor al ir de vientre y, a veces, presencia de sangre o moco a las heces.
·        La infección rectal, especialmente en la mujer, se mayoritariamente asintomática.

Gonococia faríngea

La gonococia faríngea puede provocar dolor de garganta, pero es más frecuente que no ocasione ningún tipo de molestia.

bacteria-de-la-gonorrea-o-purgaciones

Diagnóstico
Existen varias pruebas diagnósticas para detectar esta infección. Normalmente, se toman muestras de las secreciones uretral, vaginal, anal o faríngea de la persona infectada para poder visualizar o hacer el cultivo del gonococo en el laboratorio.

La gonococia localizada a la uretra o al cuello de la matriz puede ser fácilmente diagnosticada mediante un análisis específico de orina.

Tratamiento
La gonococia se trata con antibióticos, por vía oral o con inyecciones, en una dosis única. Dado que a menudo la gonococia coincide con la infección por clamídias, en algunos casos se prescribe tratamiento antibiótico para tratar las dos.

Las formas graves de gonococia, como la enfermedad inflamatoria pélvica, necesitan ser tratadas con antibióticos durante unos cuántos días y normalmente en régimen de ingreso hospitalario.

Se aconseja no tener relaciones sexuales hasta pasada una semana de haber acabado el tratamiento contra la infección. Una persona que ha tenido gonococia puede volver a presentar si no toma las medidas de prevención adecuadas, aunque haya recibido tratamiento y se haya curado de un episodio anterior.

Es recomendable que la pareja o parejas sexuales de una persona infectada visiten el médico para poder ser valoradas y recibir el tratamiento correspondiente.

Prevención

La utilización correcta del preservativo en todas las prácticas sexuales (vaginales, anales y orales) reduce el riesgo de transmisión.

Las personas infectadas que no tienen síntomas pueden transmitir la infección a otras personas sin saberlo. Por eso, cuando alguien sospecha que puede haberse expuesto a esta infección o a alguna otra durante sus prácticas sexuales, tiene que visitar el médico para que valore su caso, le pida las pruebas diagnósticas pertinentes y le prescriba el tratamiento adecuado.

La persona que ha sido diagnosticada y tratada por una gonococia tendría que informar a sus parejas sexuales recientes para que se hagan las pruebas diagnósticas y reciban, si procede, tratamiento.

En caso de gonococia, se recomienda realizar pruebas para descartar la presencia de otras infecciones de transmisión sexual. En cualquier caso, conviene seguir las recomendaciones y los controles indicados por los profesionales sanitarios.

Complicaciones
Algunas complicaciones que puede causar son:



·        Enfermedad inflamatòria pelviana
La enfermedad inflamatòria pelviana en la mujer puede ser el resultado de una infección por gonococo no curada y que afecta la matriz y las trompas de Falopio, y puede ser causa de esterilidad, de embarazo ectópico (embarazo fuera de la matriz) o de dolor abdominal crónico.

Los síntomas de esta enfermedad pueden ser dolor abdominal bajo, mal de espaldas, fiebre, sangrado vaginal o pérdidas entre los ciclos menstruales, relaciones sexuales dolorosas y aumento del flujo vaginal.

Epididimitis

La epididimitis en el hombre puede ser el resultado de una infección por gonococo no curada que afecta los testículos. Puede provocar dolor e inflamación de la bolsa escrotal como señal de la inflamación de una parte del testículo. Suele ser muy dolorosa y cuando afecta a ambos testículos puede ser causa de infertilidad en el hombre.

Situaciones especiales

Las personas con gonococia tienen más probabilidades de contraer la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) si tienen relaciones sexuales no protegidas con una persona infectada. Por otro lado, la presencia de una gonococia en una persona infectada por el VIH facilita la transmisión de esta infección a otras personas por las relaciones sexuales.

Una mujer embarazada con gonococia puede transmitir la infección a su hijo o hija en el momento del parto, lo cual puede ser causa de alteraciones oculares graves (conjuntivitis e incluso ceguera), de infección de las articulaciones y de septicemia (infección en  la sangre) en el bebé. La gonococia también puede provocar que la mujer embarazada tenga un parto prematuro, es decir, antes de tiempo. Es conveniente detectar la infección lo antes posible para tratarla y reducir el riesgo de que aparezcan complicaciones.


Para prevenir la conjuntivitis gonocócica (y también por clamídias) se aplica una pomada antibiótica en los ojos del niño inmediatamente después del parto.