Canal Salud 24 horas

• Brote Psicótico: Causas Síntomas Tratamiento | Canal Salud Plus: Enfermedades y Síntomas Patológicos Canal Salud Plus • Brote Psicótico: Causas Síntomas Tratamiento | Canal Salud Plus: Enfermedades y Síntomas Patológicos

Canal/sup

Buscador

• Brote Psicótico: Causas Síntomas Tratamiento


Se define como Brote Psicótico una  suspensión de la realidad de forma transitoria. Puede ser inducida por muchas causas, pero la más habitual es un arranque de estrés pujante y constante en el tiempo o debido a un consumo de alguna droga, especialmente todas aquellas que tienen un principio activo de tipo alucinógeno. Puede tener varias causas orgánicas o psíquicas, como intoxicaciones o padecimientos mentales. 

Primer_Brote_Psicotico

En estos casos, suele ser aconsejable un ingreso hospitalario en una Unidad de Psiquiatría, donde se tratará al paciente con fármacos antipsicóticos, llamados también neurolépticos. Existe una amplia variedad de fármacos de este tipo con diferente perfil para dar respuesta a la sintomatología personal de cada brote, por lo que el tratamiento es individualizado para cada paciente según sus particulares personales y los síntomas específicos que presenta, examinando el más adecuado para cada persona. Los brotes psicóticos también pueden conseguir producirse en pacientes con ciertas perturbaciones de la personalidad, como el Trastorno Límite de la Personalidad (TLP).

Cuáles son las causas?

Con anterioridad a que la persona sufra un brote psicótico, se puede observar una  pauta de comportamiento habitualmente caracterizado por:
  • Autolesionarse, normalmente la gente que padece de esta enfermedad usualmente golpea su cabeza.
  • También suele rugir ruidos o hacerlos, asistidas de caras extrañas.
  • Dañar a compañeros, amigos o incluso en ocasiones a sus propios familiares.
  • Descuido del  aspecto, forma de vestir, prácticas de higiene, etc.
  • Incomunicación social
  • Abandono laboral / escolar


Pocos días después de mostrar estas conductas, la persona acaba sufriendo una alucinación o un delirio, con la consecuente descompensación. Frecuentemente la persona ha de ser hospitalizada de urgencias para lograr ayudarla.

Es muy frecuente que la persona que ha necesitado una hospitalización precise, con posterioridad a ésta, visitar un psicólogo especialista que le pueda aconsejar y exponer en profundidad qué es lo que le ha sucedido, así como las causas posibles del brote psicótico que ha padecido, como los peligros de padecer otro en un futuro próximo, explicarle qué es un brote y qué es la esquizofrenia, y cuál es el tratamiento de la esquizofrenia o para un brote de la misma. 

Es decir, que la persona que ha padecido un brote psicótico pueda recibir respuesta adecuada a todas aquellas preguntas que irremediablemente se formulan. En terminois generales, los pacientes salen del centro hospitalario con una pauta farmacológica que no comprenden y, de la misma manera, sin acabar de entender por qué fue forzosa su hospitalización.

Los brotes psicóticos pueden surgir en mayor o menor grado en el curso de la vida, pero un brote se prescribe cuando los indicios sean muchos más que lo normal, ocurran con más frecuencia, tengan una fuerza relevante y, en definitiva, que obstaculicen la vida diaria de la persona afectada.

Durante un brote psicótico, la realidad que percibe la persona afectada se ve alterada de forma que no se puede comportar con normalidad en su entorno. No es raro que durante un brote psicótico, el médico, la familia o el mismo paciente, (o todos ellos juntos), resuelvan que el mejor cuidado para la persona sea el ser internado en un centro hospitalario y que la persona sea asistida médicamente dentro del hospital hasta que se apacigüe toda la sintomatología.

El brote psicótico puede durar días, semanas o meses pero, con el tratamiento médico adecuado, lo corriente es que la persona se estabilice y vuelva con normalidad a la vida diaria. Si los síntomas y los brotes permanecen, entonces la vida del paciente  se puede ver afectada considerablemente, todo ello dependiendo del tipo de vida que lleva y del progreso de la enfermedad.

Diferencia con esquizofrenia
Es de vital importancia aclarar qué es un brote psicótico y qué es la esquizofrenia, dado que en muchas ocasiones pueden confundirse uno con otra o utilizarlos como sinónimos, puesto que los síntomas de la esquizofrenia y del brote psicótico son semejantes. La esquizofrenia es un perfil de psicosis de larga duración, mientras que un brote psicótico es una expresión abrupta de lo que se podría considerar como la sintomatología efectiva de la esquizofrenia durante un breve periodo de tiempo.

Un brote psicótico no es necesariamente sinónimo de esquizofrenia. Existen brotes psicóticos aislados que no vuelven a surgir y también existen brotes que se relacionan a otras enfermedades mentales, como por ejemplo,  el trastorno bipolar. Lo que si  todos los brotes psicóticos tienen en común es que, debido a desequilibrios en sustancias neuroquímicas en el cerebro, el paciente que los sufre pierde el sentido de la realidad. Por otra parte, los síntomas de un brote psicótico pueden ser equiparables a los de una esquizofrenia. En la práctica clínica es frecuente esperar a que la persona tenga más de un brote antes de diagnosticar una de las enfermedades psicóticas. En un alto porcentaje, el primer brote psicótico puede convertirse en una esquizofrenia.

¿Cuáles son los síntomas?
Los más detectables son los relacionados con la percepción de cosas que no existen, como oír voces o tener impresiones extrañas en conductas familiares. Los afectados por con un primer brote psicótico pueden llegar a  tener miedo de que alguien conspiren contra ellos, o les vayan a hacer algún daño,  como que les envenenen la comida, con lo que dejan de comer y se incomunican socialmente, creen que están en riesgo constante en su entorno y toman excesivas precauciones. 
Lo usual es que, anteriormente a este primer brote, hayan tenido síntomas preliminares y más difíciles de detectar, como la apatía o la pérdida de interés por las cosas, o dejar de hacer las actividades que normalmente hacían.

El primer brote psicótico acostumbra a aparecer entre los 16 y los 23 años es la edad tanto en los chicos como en las chicas, aunque en los últimos años también se ha manifestado este brote con una edad más temprana. Tampoco es descartable que los síntomas psicóticos surjan en otras ciclos de la vida, pasados incluso los 50 años, acompañados generalmente a cambios hormonales y fisiológicos.

Factores de riesgo
La enfermedad no tiene una única causa. Se han detectado múltiples causas que anuncian su aparición y que aumentan el riesgo. En una persona que es aspirante a padecerla, la presencia de estos factores eleva la posibilidad de desarrollarla. Uno de los causantes entre la población adolescente es el consumo de cannabis que, desgraciadamente, en el ambiente de esa edad logra cifras muy altas.

Tratamiento
La salud mental y la médica, por lo general, dependen de la observancia de las buenas costumbres como el sueño, la alimentación, efectuar actividades saludables, asumir una conducta de intereses y una buena vinculación social y familiar. Cuanto más organizada sea la vida de una persona, más sana será. Pero no se sabe llegar a esa predicción, los médicos y sanitarios no pueden saber qué personas desarrollarán ese primer brote y cuáles no. De  cualquier forma lo mejor en estos casos donde ha habido factores de riesgo es ponerse en manos de un facultativo que sabrá cómo prevenir y tratar ese primer brote psicotico.